viernes, 26 de febrero de 2010

Más cerca de él & más lejos de vos

¿Sabes en que nos equivocamos?

Nosotras, nuestro problema, es que no nos damos cuenta cuánto valemos. Nadie nos lo demuestra, pareciera como que lo tenemos que descubrir nosotras y no lo hacemos. Esperamos que venga alguien y diga, linda, hermosa, buena, te quiero, te amo; y cuando no lo dice, cuando deja de decir todas esas cosas que nos hacen suspirar y nos roban unas cuantas sonrisas, movemos cielo y tierra, porque lo necesitamos.

Aunque nos traten mal, aunque nos hagan cosas que después vamos a decir “MIERDA, POR QUÉ ERA TAN ARRASTRADA? ¿POR QUÉ ME BANQE ESO?"

Pero la sufrimos y no importa, porque CREEMOS que los necesitamos, es que de hecho todos necesitan amor, pero AMOR. No una simple ilusión, porque así es, lo confundimos.

Creemos que en este gran rompecabezas que le faltan tantas piezas, llega una parecida, una con colores que se asemejan pero que el material no y por eso no dura, porque el material no es ese. Pero ya va a llegar, los rompecabezas vienen con todas sus fichas, luego a veces se pierden, pero al final, todo se recupera, y cada pieza encaja justo en su lugar.

Es cuestión de esperar.

Hace un tiempo, tenía mucho miedo de perder a alguien, de actuar mal y perderlo. Realmente estaba preocupada y contándole a una amiga ella me dijo:

“Eu para, no lo vas a perder. Si es tu amigo, no lo vas a perder; y si lo perdés no vale la pena. Ahí te lo demuestra”

Tenía razón, en definitiva todo pasa por algo, las veces que decimos que si o que no, también hacen cambiar las cosas.

Muchas veces creí perder personas que podrían a ver sido muy importantes para mí, o que me querían de verdad y no me di cuenta. Capaz que si me querían, pero no tenían que ser ellos, porque sino algo hubiera sucedido de una u otra manera y hasta el día de hoy estarían en mi vida. Así que ya no me arrepiento, ni de las oportunidades que acepté y me hicieron daño, como de las que rechacé y luego me pregunté, “¿Qué hubiera pasado si…?

Sin embargo, cuando “perdés” a alguien, vos crees que esa persona es importante para vos sino, no lo lamentarías tanto. En fin, a lo que quiero llegar es que, le explicas tu situación a cualquier persona y de seguro esta te va a decir “No vale la pena”, entre otras cosas.

Aunque intentes convencerte de que no, algo adentro tuyo te dice que si, después de todo algo tuvo que hacer para que te duela tanto ahora.

Pero, ¿cómo te das cuenta que es importante o en su defecto, que lo fue alguna vez?

Yo creo que en las situaciones dificiles, en situaciones que te marcan, te das cuenta. Buscas refugio en muchas personas, pero a veces solo hay una que puede darte calma, la persona con la que te hace el click, que hace que todo duela menos. Entonces te amarras a ella, a lo lindo de esa persona, a las sonrisas que te saca, a los abrazos que te da, a las palabras lindas que te dice, a la confianza que te brinda. En sí, a las cosas que una poquito a poquito se fue ganando.

Y de repente, darte cuenta que esa persona te hace más mal que bien, que esa confianza ya no está, que esos abrazos no son lo mismo, no sé, te destruye. No lo podés creer, te negás a creerlo y la peleas. La peleas con todas tus fuerzas, haces lo que sea para demostrar que te importa y que si estuviste mal querés arreglarlo.

Vas a hacer todo y más, lo posible y lo imposible, y cada paso que des y creas que te acerca, vas a decir “voy bien”, pero si el otro te desaprueba vas a hacer 10 pasos atrás.

Es como si tuvieran a tu corazón en sus manos y lo apretaran muy fuerte, de inmediato querés llorar, y llega un momento en que sentís que todo ya pasó, que lo lograste, que peleaste por tu lugar y lo conseguiste, pero… puede que si y puede que no.

Ahora ya no depende de vos.

Hiciste de todo por demostrar cuánto te importaba una persona, que mientras no demostró interés en vos, que mientras, no demostró temor en perderte para siempre como vos lo sentías, y comenzás a decir: ¿por qué?

Haces un paso atrás para ver con claridad. No, ya no es lo mismo. La confianza no está,y puede que se construya, pero para eso se necesita que ambos quieran, con uno solo no basta.

Se necesita un cambio para que no sea lo mismo. De lo contrario, si las cosas no cambian, seguís sufriendo, seguís llorando, y tu corazón, y vos no se merecen que los aplasten mas.

En ese momento, abrís esa mano que encierra tu corazón. Sacas dedo a dedo cuidadosamente. Todavía tenés miedo de lastimarlo. A él, no a vos, porque siempre te importó más.

Y te vas, y esperas con todas tus ansias que te detengan, que se la jueguen, que te digan “no”, que no quieran perderte. Pero eso a veces no sucede, total vos siempre vas a volver.

¿Volver a qué? Eso me pregunto ahora ¿Volver a sufrir? ¿A hacerte daño? Ah cierto, es que no querés que nada malo le suceda. Sabes que te puede necesitar, sabes que lo vas a necesitar.

Pero ya no amiga, si te necesita que te busque. Ya es todo, diste todo.

Tal vez sea momento de decir adiós. Un adiós que nadie escucha solo vos, un adiós que tantas veces dudas, un adiós que promete ser un adiós.

Cerras la puerta y te vas, nadie puede detenerte, y nadie lo va a hacer.

Caminás con tu corazón en brazos, preguntándote “en qué fallaste”.

La respuesta: “Simplemente no se dio” (No se dió cuenta a quien perdió)

Te desconoció, hizo todo lo que alguna vez pensaste que nunca haría, que ÉL no, y te duele tanto, porque crees que todavía se quedó con algo tuyo.

Es tarde, cerraste una puerta.

Ahora es hora de remarla, pero por vos. No por él.

Ahora es hora de darse cuenta que no lo perdiste, él se fue. Se fue alejando de a poquito, se fue haciendo distinto.

Vos cada vez más cerca de él y más lejos de vos.

Te lastimaste, pero, ya no.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cinnn! te dije que cada día me gusta mas estoo???, ajam si si te dije :D jaja...

Si si, me hizo acordar cuando vos me contabas de tuus cositas en el patio verde (L) o cuando enteraba por otro lado jum e iba de una y te preguntaba jaja...
Me gustaría verla Doña ;)
Belu te quiere loca :)
Besos

Anónimo dijo...

esta tremendo cinnn!!!
me encanto!!!!
la foto de por ahi esta re piola!!!
ajajaja besos!!!
te quiero mucho!

Una fiesta de razones, rock and roll, murga y folclore. dijo...

Cinn, me encanto esta entrada! expresaste de forma extremadamente CLARA lo que yo sentí cuando le corte a mi ex! escribis muy lindo :)
espero que tus cosas anden bien ^^
besote.

dijo...

Cerati dijo "poder decir adios, es crecer", y creo que tiene razon
Ayer hablé con mi prima, que cortó (otra vez) con el novio. Es feo, porque se conocen hace años, iban al mismo colegio, estuvieron 3 años seguidos, ella le corto, volvieron, el le corto, y ahora andaban en algo. Ella estaba mal, porque el sabe que ella siempre va a estar por el, porque lo ama demasiado. Pero no mas. Le dijo que si se arrepentia, ella no sabia si iba a volver a estar para él. y ahi reacciono el flaco.
Todo pasa por algo. Quizá el no te merecia ni merece, y hay alguien mejor esperandote.
Fe y paciencia, que cuando menos lo busques, mas pronto aparece (sino mirame a mi, que estoy volviendome asquerosamente cursi)
Te quiero MUCHISIMO :)

Pasaron por aquí,.